¿Es el interés el “precio del dinero”?

Bajo el influjo de las ideas neoclásicas -reducir el ser humano a un supuesto “homo economicus”- se enseña en facultades de Economía y en programas de MBA la idea de que el interés es el “precio del dinero” (o peor aún, su “costo”). Esta noción no es solamente falsa sino dañina. Es falsa porque el precio del dinero es lo que debe entregarse para obtener dinero o a su vez lo que el dinero compra en términos del resto de bienes y servicios. En otras palabras, compramos dinero mediante nuestro trabajo o bienes. Eso es el precio del dinero: qué pagamos para obtenerlo (en energía, tiempo, talentos y esfuerzo) y se verifica en su anverso: cuántos bienes podemos obtener mediante cada unidad monetaria. El costo del dinero en cambio es...

Read More

¿Es el dinero señal de vicio o de virtud?

¿Es el dinero señal de vicio o de virtud?

“¿Así que creéis que el dinero es el origen de toda maldad?” dijo Francisco d’Anconia. “¿Alguna vez os habéis preguntado cuál es el origen del dinero? El dinero es un instrumento de cambio, que no puede existir a menos que existan bienes producidos y hombres capaces de producirlos. El dinero es la forma material del principio que los hombres que desean tratar entre sí deben hacerlo por intercambio y dando valor por valor. El dinero no es el instrumento de mendigos que claman tu producto con lágrimas, ni el de saqueadores que te lo quitan por la fuerza. El dinero lo hacen posible sólo los hombres que producen. ¿Es eso lo que consideráis malvado? Cuando aceptas dinero en pago por tu esfuerzo, lo haces sólo con el convencimiento de que lo cambiarás...

Read More

Por qué la dolarización es buena para el Ecuador

Por qué la dolarización es buena para el Ecuador

El dinero es un producto social -una institución en sentido mengeriano– que no ha sido creado por autoridades políticas sino por los intercambios entre desconocidos mediante lo que los griegos llamaban “catalaxia”, es decir, volver amigos a los extraños. Eso hace el comercio. Y el comercio ampliado requiere de un medio de intercambio como el dinero para evitar sistemas locales de deuda (don y dar incluído) o de trueque. El dinero tiene tres funciones en las sociedades humanas: ser medio de pago, ser unidad de cuenta (para poder hacer comparaciones entre otros bienes y entre distintos proyectos que requieren contabilidad rigurosa) y ser depósito de valor. Las dos últimas parecen no ser comprendidas ni apreciadas cabalmente por una parte...

Read More

Estrategias de ahorro: el reto de las 52 semanas

Estrategias de ahorro: el reto de las 52 semanas

Estrategia de ahorro: el reto del dinero de las 52 semanas (PDF descargable). Descárguelo y compártalo con su familia y amigos. Ahorrar distingue a largo plazo a las familias y sociedades exitosas de las menos exitosas. El ahorro es un hábito -el sacrificio de la gratificación inmediata- que ya no se enseña en escuelas, hogares ni facultades universitarias (donde los macroeconomistas de la escuela de Keynes atacan la idea del ahorro como si ahorrar hiciera daño al propio país). Los resultados son lamentables. Los hogares estadounidenses ahorraban casi un 10% de sus ingresos en 1970 y hoy no llegan ni al 2,5%, pasando de ser una sociedad ahorrista-inversionista a ser una consumista-cortoplacista comparada con su propio pasado. El resultado es que en promedio las...

Read More

¿Quién dice que el dinero no puede comprar la felicidad?

¿Quién dice que el dinero no puede comprar la felicidad?

Por Johan Norberg, investigador sueco Hay una teoría flotando por ahí —popularizada más recientemente en un libro por el economista inglés Richard Layard— que asegura que el dinero no compra la felicidad. Ganar más dinero, dice Layard, no nos hará más felices porque muchos de nosotros estamos interesados en la riqueza relativa en vez de en la riqueza absoluta. Si ganamos más dinero, pero nuestros vecinos lo hacen también, entonces no vamos a ser más felices de lo que éramos antes. Nos acostumbramos rápidamente a nuestro nuevo nivel de riqueza y comenzamos a aspirar todavía más. Es una “corredora hedonística”. Layard observa estas cuestiones no al nivel del individuo sino en una escala macro, como un economista determinando prioridades para las políticas...

Read More