¿Qué es el liberalismo? (mi aporte a la definición de una corriente)

¿Qué es el liberalismo? (mi aporte a la definición de una corriente)

El gran Ludwig von Mises decía que el programa liberal, si pudiera resumirse en una palabra, sería “propiedad”.

¿Por qué la propiedad?

Porque la libertad (el término es tan precioso como confuso) no es sino la libre disposición para modificar, destruir o usar como uno gusto, su propio cuerpo y bienes adquiridos pacíficamente.

¿Eso es todo, la propiedad?

No. Leonard Read resume el ideal liberal clásico (o libertario) en una obra llamada “Anything that is peaceful”, es decir “Cualquier cosa que sea pacífica”.

Me permito hacer mi propio aporte a la definición de liberalismo. El liberalismo no es una doctrina sobre fines. Es la única compatible de forma consistente con la eudaimonia aristotélica, el budismo, el libre albedrío cristiano, valores de la Ilustración sobre la mente independiente, etc etc, sí. Y es así porque sin libertad personal no hay escogencia de valores ni virtud. Sólo quien elige actuar bien tiene mérito en ello. Hacer un planeta Disney con todo vicio o pecado ilegalizado no es virtuoso, es tiránico y deshumanizante. Pero el liberalismo es sobre los medios (no robar, no matar; y aplica para grupos de humanos llamados “gobiernos” que no adquieren derechos especiales de robar y matar aunque usen otros términos para robar (“impuestos”) y matar (conscripción, pena de muerte, guerra ofensiva, etc)).

Los liberales creen en muchas cosas que otras visiones políticas creen pero el liberalismo *no* es una ideología a diferencia de muchas otras visiones. No es un diseño específico de un mundo mejor. No porque los liberales no quieran un mundo mejor. De hecho suelen ser muy activos empresarial, intelectual y solidariamente para tener un mundo mejor. Pero no con un diseño. Sino con pasos marginales. Con lo cercano (como enseñó Adam Smith en su “La Teoría de los Sentimientos Morales”, un libro indispensable para liberales) y no empezando por lo lejano mientras se abandona lo cercano. No salvar al mundo y tener la propia vida en desorden/desastre. Así como no se puede dar lo que no se tiene (como el buen samaritano), no se puede salvar mundos si el propio mundo personal tiene prioridad inferior. Primero, tu propio jardín.

Lo que resume la visión liberal es “por las buenas”. Creemos en que lo productivo y el resto de lo cooperativo debe ocurrir por las buenas. Eso es todo. También queremos gente educada, pobreza cero o insignificante, servicios de salud buenos y accesibles, seguridad en las calles, etc etc etc. Pero por las buenas. Consensualmente y no imponiendo. Así como el deseo + imposición es violación y no amor/seducción/romance, buenas intenciones + imposición (impuestos, deuda, inflación, prohibiciones) es violación de derechos individuales. La fuerza debe quedar para última instancia y uso defensivo en sociedad. No institucionalicemos la barbarie y luego nos preguntemos por qué el mundo se va al traste.

Liberalismo es: cualquier cosa, pero por las buenas.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *