La guía concisa a la Economía. Capitulo 2: El empresarialismo

2.- El empresarialismo

El empresarialismo puede ser definido como la actuación basada en oportunidades percibidas en el mercado con la intención de obtener ganancias. Esta actuación involucra estar alerta a oportunidades de ganancia, obtener financiamiento, administrar recursos y llevar un proyecto hasta su culminación. Los empresarios pueden ser considerados personajes heroicos en la economía puesto que cargan con el riesgo de traer nuevos bienes y servicios al consumidor. Para citar a Ludwig von Mises en “La Acción Humana”:

Son los líderes en el camino al progreso material. Son los primeros en entender que existe una discrepancia entre lo que se está haciendo y lo que podría hacerse. Ellos pronostican lo que los consumidores quisieran tener y se empeñan en proveerles de esas cosas (p.336, edición en inglés)

El empresarialismo es un arte, en la misma medida como crear una pintura o escultura. En cada caso –manejar un negocio y producir una obra de arte- los mismos elementos están presentes: concebir el proyecto, reunir recursos y combinarlos en forma de algo nuevo y diferente, arriesgando esos valiosos recursos en producir algo que a la final podría resultar ser de menor valor.

Es muy común que en los textos de Economía se ignore al empresario cuando los textos discuten los mercados y la competencia. Esta forma de exponer las cosas implica que el estar alerta a las oportunidades de ganancia, el manejo del financiamiento, la administración de recursos y el conducir un proyecto hasta su culminación son todos automáticos dentro de la economía de mercado. No lo son. Gente de carne y hueso debe actuar (y no una vez si no continuamente), y estar motivada a afrontar esos riesgos para que el comercio ocurra.

La teoría de la competencia perfecta elimina enteramente cualquier papel para ese tipo de persona. Una de las razones por las cuales se ha dejado de lado el papel de los empresarios ha sido la metodología positivista. Este enfoque reduce los fenómenos económicos a las matemáticas y los gráficos. Dado que las características de alerta, energía y entusiasmo tan necesarios para el emprendimiento no se prestan tan fácilmente para las matemáticas y los gráficos, son evadidos por demasiados economistas. En este caso vemos un método de dejar de lado eventos del mundo real. Qué deberíamos hacer entonces: ¿desechar las partes de la realidad (tales como las descritas arriba) que no calzan con un método, o encontrar un método que reconoce y lidia con partes tan significativas de la realidad?

  • Dolan, Edwin G. and David E. Lindsay
    Economics, 6th edition,
  • (Hinsdale, Illinois: Dryden Press, 1991)
    pp. 788 – 811
  • Folsom, Burt
    Entrepreneurs vs. the State,
    (Reston, Virginia: Young America’s Foundation, 1987)
  • Gilder, George
    The Spirit of Enterprise,
    (New York: Simon & Schuster, 1984)
    pp. 15 – 19
  • Kirzner, Israel
    Competition and Entrepreneurship,
    (Chicago: University of Chicago Press, 1973)
  • Mises, Ludwig von
    Human Action,
    (Chicago: Henry Regnery Company, 1966)
    pp. 335 – 338
  • Rothbard, Murray N.
    Man, Economy, and State,
    (Los Angeles: Nash Publishing, 1970)
    pp. 528 – 550

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *