2
Jun
Off

La ley de demanda

La ley de demanda: por qué depende del contexto, siempre

La cantidad demandada de un bien si sube su precio, y otros factores no cambian, será igual o menor que la cantidad demandada antes, nunca mayor.

La supuesta excepción son los «bienes Giffen» pero en realidad no hay «bienes Giffen» sino situaciones Giffen, en que al desaparecer las alternativas -ej. la helada en Irlanda de mediados del s. XIX con las papas vs. otros alimentos- un bien recibe más demanda a pesar de subir su precio. Pero claramente una situación Giffen rompe con la cláusula de «y otros factores no cambian» y no son una contradicción sino una simple aplicación de la ley de demanda.

Otra supuesta excepción son los «bienes Veblen», bienes de lujo (o «superiores») cuya demanda aumenta atada a su precio. Sin embargo, cuando el bien es «status» o prestigio en una sociedad de primates avanzados (y otras tienen esos mecanismos evolutivos, no solo el ser humano), el precio «señaliza» el valor, escasez y puja por ese bien. Al igual que la Coca-Cola, no son valorados precisamente por sus componentes físico-químicos.

Ver también: el sistema de precios.

Reciba el reporte «10 modelos de negocios sin empleados» en su buzón de correo

Correos sobre mercados, descubrimiento de valor y comunicación de valor.

Click aquí para apuntarse

 

"Fenomenal este contenido. Gracias". 
- Ulises Rodriguez U., miembro de la lista


— Únase a un círculo exclusivo de recomendaciones y herramientas útiles —