2
Jun
Off

El costo de oportunidad

El costo de oportunidad

Decimos que nuestras acciones tienen un costo de oportunidad pues aquello que elegimos hacer con X recursos y en Y momento, tiene como costo -gasto, sacrificio- las cosas que ya no elegimos hacer.

Por ejemplo, Andrés puede destinar su día sábado las siguientes cosas que componen su escala de valoración de alternativas:

1) Visitar a su novia (hay que llegar hasta donde vive)

2) Tomarse un helado (más cerca de su casa)

3) Arreglar su cuarto

Andrés, si decide visitar a su novia, habrá sacrificado el poder tomarse un helado cerca de casa. Por eso decimos que no tomarse un helado, es el costo de oportunidad de visitar a su novia.

Sin embargo aquí aparece un concepto que mencionamos antes: los fines y medios deben ser descubiertos. Supongamos que su novia le llama y le dice a Andrés que ya no va a estar en casa. Entonces ese cambio en la información disponible -el mundo y el resto de personas no se quedan estáticos mientras planeamos nuestras acciones- hará que para Andrés ahora tomarse un helado sea la prioridad número uno en su agenda de actividades del sábado.

Reciba el reporte «10 modelos de negocios sin empleados» en su buzón de correo

Correos sobre mercados, descubrimiento de valor y comunicación de valor.

Click aquí para apuntarse

 

"Fenomenal este contenido. Gracias". 
- Ulises Rodriguez U., miembro de la lista


— Únase a un círculo exclusivo de recomendaciones y herramientas útiles —