2
Jun
Off

El capital

El capital: no es «dinero»

Uno de los conceptos peor entendidos incluso dentro de la propia profesión económica, es el de capital. El capital –en palabras del prof. George Reisman- es simplemente la porción de riqueza personal, familiar o nacional que destinamos a producir riqueza. Riqueza (bienes) destinada a producir riqueza. Hacen parte del capital los fondos en dinero, las maquinas, los terrenos, la energía y insumos que vamos a utilizar productivamente. Ciertamente, en una economía avanzada la única forma posible de saber si estamos siendo socialmente productivos (agregando valor a la vida de los demás) es mediante intercambios reales, es decir, ventas. Por tanto, la productividad se refleja en ingresos monetarios (ventas a cambio de dinero, de nuestra producción).

Algunos elementos del capital son específicos a un proyecto particular. Pensemos en la barra de una discoteca que tiene tallada en madera el nombre de la discoteca. Difícilmente o previas costosas modificaciones podrá ser utilizada en la siguiente discoteca que creen propietarios. A éstos se les llama bienes de capital específicos. Otros en cambio como el dinero o la energía eléctrica, se los conoce como bienes de capital no-específicos. Esta diferencia es de transcendental importancia cuando hay una crisis económica, puesto que al momento de reasignar bienes a usos ahora más prioritarios, los bienes de capital específicos pueden representar gastos adicionales o simplemente una pérdida irreparable.

Reciba el reporte «10 modelos de negocios sin empleados» en su buzón de correo

Correos sobre mercados, descubrimiento de valor y comunicación de valor.

Click aquí para apuntarse

 

"Fenomenal este contenido. Gracias". 
- Ulises Rodriguez U., miembro de la lista


— Únase a un círculo exclusivo de recomendaciones y herramientas útiles —