El papa Francisco y el pesimismo desinformado

El papa Francisco y el pesimismo desinformado

En su reciente encíclica, que ha emocionado a los conservadores y a la progresía por igual, el papa Francisco nos pinta la película de un mundo que ha empeorado. Dice su texto que “un número de enfermedades se esparce. Los corazones de mucha gente están secuestrados por el miedo y la desesperación, incluso en los así llamados (sic) países ricos. […] la violencia va en alza y la desigualdad es cada vez más evidente”.

Pero más gente ha salido de la pobreza (a ser clase media) en los últimos 40 años que en los 400 anteriores. El año 2012 fue el año con menos violencia mundial y local en la Historia (Pinker 2013). Los avances médicos (ciencia, no fe) han erradicado la malaria, polio y controlado el auge del SIDA y el ébola. Vivimos más años y con menos precariedad como humanidad. El mundo mejora gracias a fuerzas creativas y empresariales.

Los conservadores están encantados con el texto de Francisco. Un mundo en crisis y decadencia necesita de apóstoles, activistas y mártires. Además, concentra su atención en temas más propios de la empresa y las políticas públicas. Esto en un escenario en que el ateísmo está penado con muerte en 12 países del mundo. La violencia machista contra la mujer y los padres autoritarios causan miedo y desesperación. Eso, desde luego, no es su prioridad.

La progresía está encantada con el texto de Francisco. Un mundo que ellos asumen capitalista liberal recibe un ataque desde uno de los centros de influencia que consideran aliado natural del capitalismo liberal. Pero ni el mundo es liberal ni ignorar buenas noticias y alimentar el miedo mediático debe ser una base para mejorar el mundo.

La verdad es que nunca hubo tanta prosperidad e igualdad a la vez en la Historia. El Papa actual no entiende el mundo en que vive.
Publicado en Diario La Hora el domingo 15 de diciembre de 2013

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *