Como humanidad, ¿hoy somos más iguales o más desiguales?

Como humanidad, ¿hoy somos más iguales o más desiguales?

Las crisis causadas por los bancos centrales y sus inyecciones de falso ahorro, como la Gran Depresión de los 1930’s y la Gran Recesión actual, generan desigualdad galopante. La inflación hace eso también. Los ricos bien conectados se hacen más ricos y los pobres se hacen más pobres. Pero se trata de episodios excepcionales además de innecesarios. La humanidad es, gracias al capitalismo global, más igualitaria que nunca en derechos y calidad de vida. Quienes piensan lo contrario tienen una obsesión materialista que deberían apaciguar un poco. Imaginemos que con una máquina del tiempo traemos a un rey europeo de hace 300 años. Y le llevamos a la casa de una familia de clase media de un país latinoamericano y a la del magnate más rico de ese mismo país. ¿Le sorprenderán más las diferencias o las similitudes?

El materialista dirá lo primero.

Pero eso sería un muy inhumano error. Es cierto, el magnate tiene veinte automóviles y Juan Sánchez tiene sólo uno. El rey nunca tuvo uno. Ni tuvo refrigeración de alimentos, vacunas para sus hijos, nunca pudo ver cine, subirse a un avión ni acceder a una biblioteca. Tampoco tuvo un reloj de pulsera, calculadora, computador, iPod ni acceso a un parque de diversiones u hospital. Hoy los países de ingreso medio están en el nivel económico de Reino Unido, el primer país en industrializarse, a fines de los 1920’s, pero su expectativa de vida al nacer es diez años mayor que la del Reino Unido en esa época, y su tasa de mortalidad infantil es menos de la mitad. Si bien hay cien años de retraso productivo, hay mejor calidad de vida en cosas que importan más como salud y longevidad. Dice el PNUD: «en los últimos 50 años, la mayoría de los países en desarrollo hizo progresos en materia de salud y educación quea los países ricos les llevó 200 años conseguir». Y en algunos casos, ladiferencia es aún mayor: el Reino Unido necesitó casi 400 años para elevar la expectativa de vida de 30 a 60 años; en las últimas décadas, la India hizo lo mismo en poco más de 50 años.

Si ud. no siente que el avance es lo suficientemente veloz en su país, culpe a su gobierno por aislarle del mundo y sus innovaciones.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *